como cocinar soja

No existe una única forma de cocinar la soja texturizada. Si quieres saber cuál es mi manera favorita de cocinarla y varios platos con soja texturizada, continúa leyendo.

Maneras de cocinar soja texturizada 

Se trata de un alimento que cada vez va adquiriendo más popularidad, puesto que aporta gran cantidad de proteína vegetal de calidad a la dieta. Como la soja, se trata de un alimento que su proteína vegetal es completa, es decir, contiene todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita.

Incorporar este alimento rico en proteínas a la dieta es una buena estrategia para aumentar la ingesta total de proteína

La soja texturizada o carne de soja se suele comercializar en seco y tiene fecha de caducidad larga. Para conservarla el máximo de tiempo posible, una vez abierta, se debería guardar en un envase hermético sin que le toque la luz directa. La soja texturizada se puede comprar en tiendas veganas especializadas o tiendas de alimentos a granel. Por suerte, cada vez es más accesible e incluso algunos supermercados la están comercializando bajo su marca blanca.

Estas opciones las puedes encontrar en Amazon:

¿Cómo se cocina la soja texturizada?

Si la compras envasada, el mismo fabricante te indica el modo de preparación y cocción. Normalmente, la recomendación de uso es cubrir la soja texturizada con agua caliente durante al menos 20 minutos para que se hidrate antes de cocinarla. Si no tienes tiempo, otra opción es hervirla unos minutos, de esta manera ya quedará hidratada al momento.

Existen varios tipos de soja texturizada y la manera de cocinarlos es distinta. Los más comunes son la soja texturizada fina, la soja texturizada gruesa y los filetes de soja texturizada (comercializados también con el nombre de “legumbreta” por algunas marcas).

Cada variedad presenta un tamaño diferente, por ello, dependiendo del tipo que escojas, el modo de preparación y consumo será distinto. Te dejo a continuación varias recetas con diferentes tipos de soja texturizada:

Receta con soja texturizada fina: boloñesa vegana (tipo carne picada).

Receta con soja texturizada gruesa: estofado vegano.

Receta con filetes de soja texturizada: milanesa vegana rebozada.

La soja texturizada destaca por tener un sabor suave y ejercer el efecto esponja: absorbe el sabor de los alimentos con los que se cocina. Por ello, una vez hidratada tendrás que cocinarla para darle sabor. 

En el caso de la soja texturizada fina o gruesa, puedes prepararla con sofritos como una boloñesa o en guisos o estofados veganos para que adquiera el sabor de la propia salsa sin necesidad de hidratarla previamente. De esta manera, tendrá mucho más sabor al hidratarse con un sofrito y no en agua. También se puede hidratar en caldo de verduras.

Otra opción, en el caso de los filetes, después de hidratarlos, es rebozarlos y freírlos para obtener una milanesa vegana.

Mi manera de cocinar la soja texturizada

En mi opinión la mejor de manera de cocinar la soja texturizada es saltándose el paso de la hidratación en agua.

  1. Dorar la soja texturizada seca (preferiblemente la fina) en una sartén con un poco de aceite de oliva. Ten cuidado que se quema con rapidez, no te despistes.
  2. Una vez doradita, añadir el resto de ingredientes. En el caso de utilizar salsa de tomate u otra salsa, la soja texturizada la absorberá y adquirirá aún más sabor que si previamente la hubiéramos sometido a hidratación con agua.

Por otra parte, también puedes saltear directamente la soja texturizada con otras especias y consumirla. El resultado será muy crujiente y quedará genial en ensaladas como toppings. Por ejemplo, para sustituir los picatostes en la ensalada César. 

La soja texturizada se puede convertir en un gran aliado de tu dieta gracias a su gran aporte de proteína vegetal de calidad: en seco, el 50 % de su peso.

¿Te animas ahora a cocinarla? Cuéntame tus ideas en comentarios.

Imagen: Nada Grocery

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *