receta matcha
Postres 💗Recetas veganas

Tarta sin horno de té matcha y fresa (receta crudivegana)

Es la primera vez que pruebo el té matcha, y la verdad, me ha encantado. Además de aportar un color verde intenso y un sabor muy especial, al té matcha se le otorgan numerosos beneficios.

te matcha salud.jpg

Recetas con té matcha

El té matcha se elabora a partir de la hoja entera del té verde que tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele para obtener un polvo fino y verde intenso, que además multiplica los beneficios del té verde. [Fuente: Matcha Te]

Se han realizado estudios (1) en los que se sugiere que el té matcha tiene efectos beneficiosos para la salud gracias a su actividad antioxidante, su papel supresor de la acumulación de glucosa en sangre y por su promoción del metabolismo de los lípidos.

Cómo hacer tarta vegana sin horno de té matcha

Esta tarta crudivegana de té matcha y fresa la podrás preparar sin necesidad de encender el horno.

Es una receta muy fácil de hacer y el resultado es una tarta vegana colorida y sabrosa. Las tartas crudiveganas que se elaboran con anacardos son muy saciantes y en pequeñas cantidades son un snack vegano perfecto.

¡Deseo que disfrutes de estar tarta crudivegana tanto como yo!

Prep. time: 20  |   Cook time:  –   |   Raciones: 5
INGREDIENTES PARA LA BASE

8 dátiles Deglet Nour (5 Medjool)
60 g de frutos secos crudos o tostados (nueces, almendras, avellanas)

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

200 g de anacardos activados
4 cucharadas de aceite de coco virgen
4 cucharadas de pasta de dátil >receta o sirope de agave
Jugo de limón
1 cucharadita de té matcha (yo he usado este de PureChimp)
4 fresas ecológicas
Esencial de vainilla (opcional)
Toppings: arándanos

PROCEDIMIENTO

1. La noche anterior, pon en remojo los anacardos para activarlos (200 g de anacardos activados son unos 100 g en seco).

2. En una procesadora, introduce los dátiles deshuesados y los frutos secos. Bate hasta que quede una masa pastosa pero sin llegar a procesar del todo.

3. Introduce la masa en el molde que vayas a usar y extiéndela presionando para que quede bien compacta (puedes ayudarte con las manos). Para poder desmoldar después mejor, te aconsejo que pongas papel de horno en la base del molde.

4. En una procesadora potente, introduce 100 g de anacardos activados, 2 c/s de aceite de coco virgen, 2 c/s de pasta de dátil, jugo de limón y las fresas ecológicas. Bate hasta que quede todo bien integrado y homogéneo. Vierte la mezcla de fresa en el molde y reserva en el congelador hasta que endurezca.

6. Repetimos los mismos pasos: En una procesadora potente, introduce 100 g de anacardos activados, 2 c/s de aceite de coco virgen, 2 c/s de pasta de dátil, jugo de limón y 1 c/c de té matcha. Bate hasta que quede todo bien integrado y homogéneo. Antes de verter la mezcla de té matcha en el molde, asegúrate que la mezcla de fresa está congelada (así evitamos que se mezclen).

7. Reservamos la tarta en el congelador al menos 2 horas. La servimos con arándanos por encima y ¡listo!

La despensa de esta receta

Si quieres más ideas de recetas postres veganos saludables, te dejo algunas aquí:

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *