bebida avena
Bebidas vegetales 💗Recetas veganas

Bebida o leche de avena casera

Esta receta de leche de avena (o dicho oficialmente, bebida de avena), una “alternativa social” a la leche convencional de vaca.

Y digo alternativa social porque, aunque la avena tiene numerosas virtudes como la de reducir el colesterol malo (ver estudio>) gracias a su fibra soluble (beta-glucanos) que lo capta evitando que sea absorbido en nuestro intestino, nutricionalmente no se asemeja a la leche de vaca.

Cómo hacer leche de avena

La mayoría de bebidas vegetales a base de cereales tienen proteínas incompletas, por lo que se deberán de incorporar mayor variedad de alimentos con proteína vegetal a la dieta para cubrir todos los aminoácidos que el cuerpo necesita.

Tampoco encontramos en ellas calcio ni vitamina B12 a no ser que estén enriquecidas. Cada vez más las marcas están optando por enriquecerlas para conseguir que sean el sustituto perfecto a la leche de vaca.

Hacer leche vegetal es muy sencillo y se puede hacer prácticamente con cualquier fruto seco o cereal. Simplemente se han de poner en remojo, batir con agua y colar con una bolsa para hacer leches o una gasa.

Receta de leche de avena

La bebida de avena o cualquier otra bebida vegetal es apta para personas con intolerancia a la lactosa.

La leche de avena es la que es más dulce naturalmente. Si embargo, puedes endulzarla más añadiendo un poco de azúcar, edulcorante o, la mejor opción, dátiles. Ten en cuenta que al añadir dátiles a la receta el sabor puede cambiar un poco.

Personalmente me gusta añadirle vainilla o canela porque suele tomar la leche vegetal sola.

Puedes obviar estos condimentos si luego la vas a consumir con café o cacao en polvo.

¡Espero que la disfrutes!

Prep. time: 3 min   |   Cook time: –   |   Raciones: –
INGREDIENTES

30 g copos de avena
600 ml de agua
Vainilla en polvo o canela
2 dátiles (opcional)

PROCEDIMIENTO

1. Remoja la avena en agua durante al menos 3 horas. Puedes dejarla en remojo toda la noche.
2. Aclara y escurre la avena. Introdúcela en una batidora o procesadora junto a los 600 ml de agua y el resto de ingredientes (los dátiles si quieres un extra de dulzor) y tritura hasta conseguir una mezcla homogénea. Deja reposar.
3. Pasa la mezcla por una bolsa para bebidas vegetales o un colador fino para separar el líquido de los restos de los copos avena (con ellos puedes hacer galletas de avena, no los tires) y ¡listo!

La despensa de esta receta

Si quieres más ideas de recetas de bebidas saludables, te dejo algunas aquí:

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *