Alimentos procesados y ultraprocesados

En España, la Dieta Mediterránea ha dado un paso al lado para dejar paso a la invasión de productos procesados. Para comprobarlo solo hace falta mirar qué predomina en las estanterías de los supermercados, qué productos se publicitan y lo vacíos que están los mercados tradicionales.

Y es que es un hecho que vivimos en un entorno obesogénico:

  • Las ciudades están diseñadas para desplazarse en coche en lugar de caminando. Quizás en España no sea tan radical, pero ciudades norte americanas como Atlanta casi es obligado el uso de coche.
  • En edificios o centros comerciales, son más visibles los ascensores o escaleras mecánicas, que las escalaras convencionales.
  • Los lugares con alta conglomeración de personas están repletos de oferta de comida basura (fast food).
  • En cada esquina vemos publicidad de comida ultraprocesada.
  • Películas y programas de TV repletos de comida basura, donde incluso vemos personajes famosos halagando el placer de consumirla.

Estamos rodeados de productos procesados y ultraprocesados, por lo que su consumo es algo casi inevitable. Además, nos hacen creer que estos nuevos productos cargados de declaraciones de salud nos van a ayudar a mejorar nuestra salud, nuestra felicidad e incluso nuestra vida social. Se trata de un comer emocional que con el tiempo puede afectar a nuestra salud.

Pero, ¿Qué son los alimentos procesados?

Los alimentos procesados y ultraprocesados son alimentos que han sido tratados industrialmente, por lo que ha cambiado la naturaleza del alimento y su perfil nutricional (convirtiéndose en productos de peor calidad).

El objetivo de estos productos es que sean aditivos e hiperpalatables, es decir, alimentos muy sabrosos por su alto contenido en azúcar, harinas refinadas, grasas y aceites refinados, sal y aditivos.

Cuando hablamos de alimentos procesados, son aquellos que se presentan con una nueva versión del alimento natural. Por ejemplo: productos en conserva, ahumados, con sal añadida, etc.

Por otro lado, los alimentos ultraprocesados son aquellos que se elaboran con ingredientes industriales, perdiendo toda la naturalidad del alimento de origen. Por ejemplo; patatas chips, salchichas, nuggets, hamburguesas vegetales, salsas, palitos de marisco, embutidos, bollería, refrescos, bebidas energéticas, dulces, pan blanco, etc.

home-3

Datos y estudios.

El sobrepeso y la obesidad afectan a más de la mitad de los adultos y a cerca del 30% de niños y adolescentes. Un estilo de vida sedentario y la baja actividad física, son de las principales causas junto a una excesiva ingesta de calorías vacías; los procesados.

nejmoa1614362_f1.jpeg

  • En el estudio científico de ANIBES, se representan los alimentos que más calorías aportan a la población española (recordemos que lo que importa no son las calorías sino su procedencia).

En cuanto a la población general, vemos que el pan es la principal fuente de energía. En vista a la oferta de pan actual, seguro que se trata de pan blanco de harinas refinadas. En cuarto lugar ya aparece la bollería y pastelería, le siguen los embutidos, y no mucho más lejos los precocinados. Las legumbres ocupan el 17º puesto.

Captura de pantalla 2017-10-16 a las 16.57.17

Pero si vemos la tabla correspondiente a lo niños y niñas, lo más preocupante es que, después del pan, ya vemos la bollería. Además, vemos que el chocolate, la pasta y lácteos procesados ocupan posiciones más altas.

Captura de pantalla 2017-10-16 a las 16.57.59

  • El estudio Ultra-processed foods and added sugars in the US diet, afirma que los alimentos ultraprocesados constituyen el 57,9% de la ingesta de energía, haciendo hincapié en que además, los ultraprocesados conforman el 89,7% de la ingesta de energía de los azúcares agregados.  

IMPORTANTE. Que una persona esté sana o no, no se mide por su peso, existen muchos otros factores que influyen (lo que es obvio es que una persona con obesidad no lo está). Una persona puede comer productos procesados a diario y estar delgada, pero no por ello estará sana.

Intereses económicos de la industria de los ultraprocesados.

Si tan malos son estos productos procesados y tanto daño causan en la salud de la población, deberían haber leyes que prohibieran su venda y consumo, ¿no?

Pues realmente sí, pero cuando se juntan política, dinero y salud pública, ya vemos quién sale ganando. No hay educación nutricional en las escuelas, tampoco una regulación especifica del marketing y publicidad, no existe promoción de la comida real, y mucho menos, advertencias sobre los efectos nocivos de los procesados.

En Chile, desde el 26 de junio de 2016, la Ley del Etiquetado prohíbe la publicidad enfocada a niños menores de 14 años en productos alimentarios altos en grasas, azúcares, sodio y calorías. Esto significado que la gran mayoría de productos procesados no podrán contener en su envase dibujos ni mensajes fantásticos que les llamen la atención. Una buena acción para no incentivar la demanda de estos productos a los más pequeños.

Bebidas_Azucaradas-Conferencia-1.jpg

Qué NO es comida procesada (aka comida real).

Fácil y sencillo. Toda aquella que encontramos en su estado natural y con su perfil nutritivo intacto: verduras, frutas, tubérculos, aceites vírgenes, cereales integrales 100%, legumbres, café, té, cacao puro, pescados y mariscos, carnes magras, lácteos, huevos, frutos secos, especias, etc.

fruitandveg

Consejos para dejar de comer alimentos procesados.

Dejar de consumir alimentos procesados puede ser difícil debido al entorno obesogénico en el que vivimos hoy en día. Pero basta con informarse de lo perjudicial que pueden ser para nuestra salud y querer cambiar a un estilo de vida saludable. Algunos consejos:

  • Deja de comprar productos procesados. Si no hay en casa, no los comerás.
  • Cocina siempre en casa. Aunque parezca que cocinar nos lleva mucho tiempo, hay miles de recetas rápidas y sencillas saludables (puedes ver algunas mías en Recetas). En la cocina, el tiempo está bien invertido 😉
  • Si has de comer fuera de casa, mejor lleva un tupper hecho en casa el día anterior.
  • Deja de consumir bebidas azucaradas. Si sales a tomar algo, pide un café con hielo, un té de sobre con hielo y limón (con menta poleo está delicioso), agua con gas con hielo y limón, o también una cerveza sin alcohol.
  • Lleva siempre una bolsita con frutos secos o una fruta fácil de transportar (como un plátano) en el bolso, y así evitarás comprarte cualquier cosa fuera de casa.
  • Duerme mejor y evita el estrés. Nuestro estado de ánimo es vital en la alimentación.
  • Bebe agua. En numerosas ocasiones nuestro cuerpo confunde la sed con el hambre.
  • Para esos antojos dulces, elige un chocolate negro 70% o superior.
  • Los frutos secos, tostados o crudos, NUNCA fritos ni garrapiñados.
  • Yogur natural o kéfir. Si necesitamos dulzor, le añadimos fruta o mermelada casera.
  • No más zumos. Consume siempre fruta entera o prueba la manzana al horno o helado de plátano. También puedes pasarte a los famosos smoothies.
  • Si vas a comer palomitas que sean caseras y añade tú el condimento (levadura nutricional, pimentón).

 

Fuentes:

http://realfooding.com/antojos-comida-procesada/
https://www.vitonica.com/alimentos/alimentos-naturales-procesados-y-ultraprocesados-cuales-son-sus-diferencias-y-como-identificarlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s